Brotes verdes

DEFINICIÓN de 'Green Shoots'

Término utilizado para describir signos de recuperación económica o datos positivos durante una recesión económica. El término brotes verdes es una referencia para el crecimiento y la recuperación de las plantas, y se ha utilizado durante las economías bajas para describir signos de crecimiento similar. Uno de los primeros usos del término brotes verdes fue por el canciller conservador, Norman Lamont, para describir señales de crecimiento económico durante la recesión económica en el Reino Unido en 1991. El comentario fue ampliamente criticado debido a las terribles dificultades financieras que muchos ciudadanos del Reino Unido estaban lidiando a pesar de cualquier signo de recuperación que viera el canciller. Incluso con este controvertido comienzo, la frase ha seguido captando la atención de economistas y políticos como una forma de dar a entender que la recuperación está en marcha, incluso si no parece ser el caso desde la perspectiva del público en general.

ABATIENDO 'Green Shoots'

Los brotes verdes ganaron mayor notoriedad cuando fue utilizado por el presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Ben Bernanke, para describir una recuperación incipiente durante la crisis financiera en una entrevista de 2009 con > 60 minutos . Al igual que con los usos anteriores, los críticos de Bernanke lo consideraron como una ilusión combinada con una falta de apreciación por el dolor económico que los estadounidenses experimentaban como parte de la crisis financiera. Otras personas lo vieron como un voto de confianza en la capacidad de recuperación de la economía de Estados Unidos. Unas pocas en el momento incluso intentaron extrapolar la declaración en una señal sobre alzas en las tasas de interés, como es la norma con cualquier declaración de la Fed o su presidente.

Cuando los brotes verdes no crecen

Bernanke no estaba del todo equivocado con sus comentarios. Lo peor del daño económico derivado de la crisis hipotecaria, incluido el fracaso de Lehman Brothers, ya se había terminado. Sin embargo, los brotes verdes que vio Bernanke no fueron un crecimiento robusto que condujo a una recuperación rápida. En cambio, la tasa de contracción económica y el riesgo de fallas en el sistema financiero de mayor escala habían disminuido. Durante años después de los comentarios sobre los brotes verdes, la gente siguió luchando con las hipotecas submarinas y la pérdida de empleos, ya que el crecimiento económico no se acercó a los niveles previos a la crisis financiera.

Los brotes verdes caen en esa clase de declaraciones que los economistas y los políticos despliegan cuando necesitan que las personas crean que lo peor ya pasó. Otros favoritos incluyen los "destellos de esperanza" que Obama usó el mismo año para describir el estado de la economía o el uso frecuente "estamos en una base sólida". Ya sea que estas declaraciones estén respaldadas por datos económicos sólidos o no, tienen el poder de tomar el control de la narrativa de los medios y dar forma a la opinión pública.